“Los ojos de Cristo están abiertos, y Él contemplará con amor todo lo que veas si aceptas Su visión como tuya.”

Estos días convivo con la experiencia de que estoy aqui para ser testigo, para contemplar con los ojos de Cristo todo aquello o a todos aquellos que crucen mi mirada.

No hay mayor placer que ver a un hermano cambiar la visión de sí mismo de acuerdo a lo que mi mirada le muestra de él mismo.

Somos Presencia en la que el Cristo en cada uno emerge en cada encuentro. Rescatamos el Cristo olvidado y de esa manera simultáneamente es avivado en nosotros.

Estamos aqui como testigos de la Luz, mirándolo todo, devolvíendo todo a la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s